Dispensación de Fórmulas Magistrales

En este momento estás viendo Dispensación de Fórmulas Magistrales

FÓRMULAS MAGISTRALES

Hay farmacias (muchas) que han dejado de lado la formulación magistral -la elaboración de medicamentos personalizados- y viven un día a día totalmente ajeno a esta actividad profesional, como si no existiera o fuera cosa del pasado. 

Considero que esto es un profundo error estratégico, por las siguientes razones:

  1. La formulación magistral es el único “servicio” (yo prefiero decir práctica profesional) remunerado y exclusivo de la farmacia. 
  2. No existe a día de hoy otra modalidad de ejercicio profesional donde el farmacéutico comunitario asuma más responsabilidad con el paciente, y a cambio de la cual reciba unos honorarios. Y una profesión debería cuidar con especial mimo aquellas actividades en las que asume más responsabilidad -porque de eso trata el concepto ‘profesión’: de asumir responsabilidad-, en lugar de ignorarlas o despreciarlas, corriendo el riesgo de vaciarse de contenido y sentido a ojos de nuestros clientes, de otros profesionales de la salud y de la sociedad en general.
  3. En tercer lugar, la medicina personalizada es claramente una tendencia de futuro. Y la formulación magistral está totalmente alineada con esta tendencia.
    • El médico aprecia cada vez más poder ir más allá de un catálogo estándar de productos para prescribir.
    • Los avances en farmacogenómica se traducen en que cada vez tiene más sentido la formulación de un medicamento personalizado, a la medida del paciente y sus necesidades singulares y específicas. 
    • Paralelamente, avances tecnológicos como la impresión 3D abren nuevos mundos de posibilidades para la formulación magistral. 

Por otro lado, las leyes de ordenación farmacéutica de todas las autonomías obligan al farmacéutico a dispensar un medicamento, siempre que le sea solicitado en las condiciones reglamentariamente establecidas. Esto incluye la obligación de dispensar las fórmulas magistrales y preparados oficinales, medicamentos legalmente reconocidos como tales por el Artículo 7 de la Ley 29/2006 de Garantías y Uso Racional. 

Es decir, la dispensación de fórmulas magistrales en una farmacia comunitaria es obligatoria por ley, debiendo subcontratar su elaboración a otra farmacia, en caso de no contar con los medios necesarios para ello.

CONVERTIR UNA OBLIGACIÓN EN UNA OPORTUNIDAD

Mi consejo es que, lejos de verlo como una carga, las farmacias –aunque no formulen– vean esta obligación como una auténtica oportunidad. Una oportunidad de prestar un servicio profesional, exclusivo y diferenciador de la farmacia, con un alto valor añadido. Puedes tomar iniciativas muy sencillas para valorizar este servicio en tu farmacia, por ejemplo las siguientes:

  • Protocoliza en tu farmacia el proceso de recibir una petición de fórmula magistral. El objetivo es prestar un servicio de calidad, consistente, independientemente de qué miembro del equipo atienda al cliente.
    • Formato de toma de datos
    • Establecer los plazos de entrega
    • Gestión de la información
    • Subcontratación de la elaboración (si es el caso).
  • La toma de datos es crucial: se trata de un medicamento personalizado y por tanto el momento de comunicación con el cliente es clave para obtener informaciones (más allá de la limitada información que aparece en la prescripción médica) que permitirán personalizar el resultado:
    • Edad
    • Vía de administración
    • Si vía tópica: zona de aplicación y tipo de piel
    • Posibles alergias o intolerancias
    • Preferencias del paciente, etc.
  • Visibiliza que en tu farmacia se dispensan fórmulas magistrales.

MI FORMULISTA – Digitalización de la fórmula magistral

Con el fin de automatizar y sistematizar estos procesos, tienes a tu disposición la plataforma digital MI FORMULISTA. Esta aplicación la empezamos a desarrollar para uso propio en mi farmacia, pero enseguida empezamos a ofrecerla a otras farmacias. Permite lo siguiente:

  • Protocoliza la toma de datos en el momento de la recepción del pedido. 
  • Ofrece a tus clientes la posibilidad de pedir fórmulas magistrales desde tu página web. Con “zona privada” para el paciente, donde éste puede consultar prospectos, histórico de pedidos, etc.
  • Subcontrata la elaboración de una fórmula magistral a otra farmacia. Con las siguientes ventajas:
    • Rapidez: cuando viene el cliente a tu farmacia lo único que tienes que hacer es abrir la APP MI FORMULISTA en tu móvil y tomar una fotografía de la receta. Por ahora sólo existe APP para Android, aunque en iphone la página web de la plataforma (www.miformulista.com) es totalmente operativa. 
    • Seguridad: toda la documentación queda dentro de la plataforma, evitando el riesgo de traspapelar un papel o un email. La transferencia de información es cifrada de extremo a extremo y cumple RGPD. 
  • Su uso es gratuito para las farmacias dispensadoras y las farmacias formulistas pagan una pequeña cuota mensual por ofrecer este servicio a sus farmacias dispensadoras. 

¿Qué te ha llamado la atención de la “fórmula” de hoy? ¿Te gustaría tratar algún tema en concreto? ¿Otras sugerencias? Dame feedback dejando un comentario. También puedes agendar una cita aquí y hablamos durante 15-20 minutos sobre algún tema que te preocupe especialmente. ¡Será un placer y aprenderemos los dos!

Comparte esta entrada en tus redes:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
DIEGO MARRO

DIEGO MARRO

Titular de Farmacia Marro y director del laboratorio cosmético Marro Fórmulas Originales. Programa de Dirección General del IESE.

Deja una respuesta